Área restringida Destinada exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos

Recomendaciones para el cuidador y el paciente con demencia

Guías con las recomendaciones para los diferentes estadios de la enfermedad de Alzheimer, leve, moderado y avanzado.
Cada una de las tres guías pretende resolver las inquietudes entorno a cada etapa de la enfermedad.

Cada una de las tres guías pretende resolver las inquietudes entorno a cada etapa de le enfermedad, desde la resolución de dudas con aportación de consejos básicos en la etapa leve, pasando por recomendaciones prácticas sobre las diferentes actividades de la vida diaria en el estado moderado de la enfermedad, hasta información básica sobre las ayudas sociales y asistenciales en la etapa avanzada.

Autores

Dra. C. García Sánchez
Doctora en Psicología. Psicóloga clínica especialista en Neuropsicología
Servicio de Neurología. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Dr. A. Estévez Gonzáles
Doctor en Medicina. Psicólogo especialista en Neuropsicología.
Profesor del Máster en Neuropsicología: Diagnóstico y Rehabilitación Neuropsicológica.
Departamento de Medicina. Universidad Autónoma de Barcelona.

Puedes acceder a las guías para cada estadio de la enfermedad de Alzheimer:

Recomendaciones demencia nº 1 - leve

Enfermedad de Alzheimer en estadio leve

La fase inicial o leve de esta demencia se caracteriza por una pérdida progresiva de memoria, así como alteraciones en el lenguaje, la orientación o el estado de ánimo.
Estos síntomas alterarán inevitable y gradualmente la calidad de vida del paciente, pero es posible adaptarse a la nueva situación adoptando nuevas rutinas y técnicas para suplir la falta de memoria. El tratamiento farmacológico y la rehabilitación cognitiva permitirán además retrasar la evolución de la enfermedad.

Esta guía pretende resolver las dudas en torno a esta etapa y aportar los consejos básicos para facilitar la vida cotidiana de pacientes y familiares.

Recomendaciones demencia nº 2 - moderado

Enfermedad de Alzheimer en estadio moderado

El avance de esta demencia agudiza los síntomas iniciales (pérdida de memoria, dificultades en el lenguaje, desorientación), lo que conlleva la pérdida progresiva de la capacidad del paciente para cuidar de sí mismo.
El cuidador se convierte gradualmente en un apoyo indispensable para el paciente y deberá encontrar soluciones a las dificultades que vayan surgiendo en el día a día.

Esta guía aporta recomendaciones prácticas sobre las diferentes actividades de la vida diaria: higiene, alimentación, comunicación, seguridad, etc., que serán de gran ayuda para el cuidador.

Recomendaciones demencia nº 3 - avanzado

Enfermedad de Alzheimer en estadio avanzado

El estadio avanzado de esta demencia conlleva una pérdida aguda de memoria (puede que el paciente no reconozca a sus propios familiares), así como graves problemas comunicativos, de movilidad y de conducta.
En definitiva, resulta muy difícil que el paciente pueda realizar por sí mismo sus actividades básicas diarias, que quedarán en manos de su cuidador, y es habitual que deba buscarse la ayuda externa de personas expertas o instituciones.

En esta guía se recoge la información básica sobre las ayudas sociales y asistenciales a las que pueden optar las personas que se encuentran en esta situación de dependencia y sus familiares.

valoración

COMPARTIR

La información que deseas visualizar es de acceso restringido y está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos.

Para acceder debes identificarte previamente.

Claves de acceso

Los datos introducidos son incorrectos

 

¿Has olvidado tu contraseña?

Si todavía no estás registrado puedes hacerlo aquí.

Más Información

Más Información

Más Información

Consideraciones generales para el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contiene un mecanismo de acción opioide.

Los siguientes aspectos generales deben ser considerados en el contexto de las fichas técnicas específicas de los productos.


Es esencial un abordaje individualizado y centrado en el paciente para el diagnóstico y tratamiento del dolor con el fin de establecer una alianza terapéutica entre el paciente y el clínico. Se deben considerar variables del paciente que puedan afectar a la dosis de opioide antes de iniciar el tratamiento con el mismo (1).


Los pacientes deben ser seleccionados cuidadosamente y monitorizados regularmente para asegurar que los opioides se prescriben de forma apropiada (2,3).


Se deben acordar con el paciente objetivos claros de tratamiento en relación con el dolor y la funcionalidad (2,3).


Los pacientes deben ser informados de los potenciales efectos adversos de los opioides, así como de su potencial de producir tolerancia, dependencia y adicción (2,3).


La adicción es posible incluso cuando los opioides se toman según lo indicado (4). La prevalencia exacta de adicción en pacientes tratados con opioides para dolor crónico es difícil de determinar (5).


Se requieren revisiones clínicas regulares en el uso a largo plazo con opioides, para evaluar, por ejemplo, el control del dolor, el impacto en el estilo de vida, bienestar físico y psicológico, efectos adversos y necesidad de continuar el tratamiento (2).

Los pacientes y el público en general se pueden beneficiar de materiales educacionales claros y de iniciativas de concienciación para mejorar el conocimiento relacionado con opioides y reducir su estigma (1,6).